Motochorros dejaron incosciente a una enfermera

Una enfermera de 46 años fue brutalmente golpeada por dos delincuentes que la atacaron para robarle en Bernal Oeste, durante la noche del jueves pasado, mientras regresaba de su trabajo poco antes de la medianoche. La mujer sufrió golpes de puño y patadas hasta quedar inconsciente, tal como se registró en varios videos difundidos en las redes.

Los delincuentes, a bordo de una moto, la interceptaron con el objetivo de robarle sus pertenencias, entre ellas el celular, dinero y hasta sus zapatillas. El violento episodio ocurrió en la calle Zapiola, entre Viejo Bueno y Smith, a pocas cuadras de la clínica en la cual trabaja.

La mujer fue sorprendida por los delincuentes que, sin decir una palabra, la golpearon en el rostro y luego la patearon en el suelo, mientras se encontraba completamente indefensa. En otro de los registros se observa cómo escaparon rápidamente, apenas segundos antes de que un patrullero llegara al lugar para socorrer a la trabajadora de Salud que yacía en la vereda.

“El móvil me llevó al hospital para que me hagan las curaciones y después a la comisaría para hacer la denuncia”, relató la mujer, quien en diálogo con TN agregó: “Es el camino que hago todos los días para volver a mi casa”.

Al momento del robo, la víctima también sufrió la pérdida de sus documentos. Luego de recuperar la conciencia, los médicos le comentaron lo que había sucedido sin que ella pudiera recordar en qué momento y bajo qué circunstancia la golpearon de tal manera. «Me quedé con intriga de saber lo que me había pasado y, aunque me dijeron que me iba a hacer mal, decidí ir a la fábrica a pedir las imágenes de las cámaras de seguridad”, sostuvo la mujer.

“Estamos todos asustados, no es el único caso: esto pasa una o dos veces por semana. Queremos seguridad. Ya no sé en quién confiar. Cuando tenga que reincorporarme al trabajo, no sé cómo voy a hacer. Es el camino que hago todos los días, ya hasta la policía nos da miedo. Tengo terror», reveló la víctima.

La mujer sufrió heridas en su rostro, hematomas en varias partes del cuerpo y otras cortantes en la cabeza producto de un golpe con la culata del arma, las cuales debieron ser suturadas con varios puntos. La UFI número 4 de Quilmes está a cargo de la investigación y la Policía Bonaerense busca a los sospechosos.

La localidad de Bernal pertenece a Quilmes, distrito bonaerense en el cual se registró uno de los focos más dramáticos del COVID-19 en la provincia de Buenos Aires. Se trata de la Villa Azul, barrio que el partido comparte con Avellaneda.

Allí, el miércoles 3 de junio se registraron las dos primeras muertes por coronavirus. Se trató de un hombre de 69 años con domicilio del lado de Avellaneda que tenía hipertensión y diabetes y estaba internado en el Hospital Fiorito de esa ciudad, y de otro hombre de 77 años cuyos síntomas fueron detectados en los testeos masivos del operativo DetectAR realizados el 25 de mayo, pero que habían comenzado tres días antes, el 22. El hombre murió en el Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes y padecía hepatopatía crónica, una lesión en el hígado.

En total, de momento hay 276 casos positivos en el barrio. De acuerdo a la información que brindaron fuentes de las comunas que tienen jurisdicción sobre este barrio popular del Conurbano, ambas personas vivirían del lado de Avellaneda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

¿Holding mixto? La propuesta del Gobierno a Vicentín

Vie Jun 12 , 2020
En la reunión de este jueves por la tarde, el presidente Alberto Fernández reveló al dueño de Vicentin, Sergio Nardelli, que su intención es crear un fondo fiduciario con todas las empresas vinculadas a Vicentin, y que su administración estaría en manos del Banco Nación por su peso específico en […]